Falta de reconocimiento en el trabajo: ¿cómo cambiar?

Falta de reconocimiento en el trabajo: ¿cómo cambiar?

Un «Bravo» o un «Gracias» en la oficina puede cambiarlo todo para los empleados que carecen de reconocimiento en el trabajo. El impacto de estas palabras es indiscutible. Son verdaderos catalizadores del reconocimiento en la empresa y potencian el sentimiento de pertenencia de los empleados. 

En este artículo veremos los efectos positivos de los cumplidos en el lugar de trabajo, las diferentes formas de consideración que existen e ideas prácticas para desarrollar una dinámica de reconocimiento en tus equipos.

 

Índice

La falta de reconocimiento en el trabajo: un problema crucial en las empresas

¿Cuál fue el «gracias» que lo cambió todo para ti? ¿Cuándo te has sentido más agradecido en el trabajo? En las empresas, mostrar el agradecimiento desencadena una dinámica positiva. Un simple «gracias» proporciona valor al trabajo de sus compañeros.

El refuerzo positivo no ha sido una costumbre en la cultura empresarial tradicional en España ni ha formado parte de los objetivos de la empresa en general. Esto con los años ha cambiado gracias al ‘coaching’ y a la impartición de cursos de inteligencia emocional para directivos. Ahora que las organizaciones ponen el foco en las personas, y saben que son su mejor capital, son conscientes de que, además de trabajar, tienen emociones y sentimientos que les influyen en su quehacer diario.

En España, el reconocimiento en las empresas no ha formado parte de los objetivos de la cultura tradicional. Afortunadamente esto ha ido evolucionando gracias al coaching y el despliegue de cursos de inteligencia emocional para directivos. Gracias a esto, las organizaciones ponen cada vez más el foco en las personas, pues saben que es el recurso más importante de la empresa.

Un hito que marcó esta tendencia en la década de los 2000, fue el inicio de las encuestas de satisfacción de los empleados y la aparición del concepto de «compromiso», a un enfoque «descendente». A día de hoy se extiende a todos los niveles de la empresa, siendo un elemento clave del rendimiento :

  • Un estudio de la Universidad de Pensilvania demostró que cuando los líderes muestran gratitud a sus empleados, tienen un 50% más de éxito.
  • Un estudio de Google explica que la «seguridad psicológica» que supone sentir que tu trabajo es reconocido por tus compañeros contribuye a aumentar el rendimiento del equipo.
  • Para los jóvenes licenciados, la falta de reconocimiento en el trabajo es un problema importante: el salario sólo es importante en un 46% para la satisfacción laboral, mientras que el reconocimiento es importante en un 84%.

Es evidente que la falta de reconocimiento en el trabajo y de reciprocidad en la gratitud pueden suscitar críticas.

¿Cuáles son las dimensiones del agradecimiento?

En el sentido más amplio de la palabra, la gratitud simboliza estar en deuda con un tercero que nos ha proporcionado un beneficio. Este reconocimiento es un mecanismo mental que da lugar a una dosis de satisfacción. Esto puede percibirse de 5 maneras distintas: 

  • Existencial: «eres muy creativo».  
  • La práctica del trabajo: «has gestionado muy bien este expediente».
  • Inversión: «gracias por quedarte un poco más tarde ayer para terminar ese proyecto». 
  • Resultados conseguidos: «enhorabuena, has conseguido tus objetivos».
  • El reconocimiento en el trabajo también puede expresarse en términos materiales (remuneración, etc.), o en términos inmateriales (promoción interna o destacar los resultados alcanzados durante una presentación, etc.)

El reconocimiento puede expresarse «de arriba a abajo» o entre compañeros. Lejos de las recompensas económicas y los ascensos, ahora hay cada vez más iniciativas internas para estimular el reconocimiento entre los empleados.

¿Cómo se puede contrarrestar la falta de reconocimiento en el trabajo en tu empresa?

Ser nombrado «empleado del mes», ganar una cena con el director general, recibir una felicitación de un compañero… Hay tantas formas de reconocimiento como culturas empresariales.

La herramienta Poplee Clima Laboral de Lucca, por ejemplo, te permite enviar un guiño, anónimo o firmado, a uno de tus compañeros. Briq, con su sistema de envío de briqs entre colegas para decir «gracias». Coworker también ofrece una plataforma de colaboración. Esto permite a los empleados reconocer el comportamiento positivo y las habilidades transversales de sus compañeros, y ser reconocidos por su inversión diaria.

He aquí algunos ejemplos de sistemas de reconocimiento:

  • En Accor, los empleados con más méritos reciben el símbolo de la empresa, un Ganso, (un trofeo) en las reuniones anuales como muestra de su contribución a la empresa.
  • En Accenture. El reconocimiento de igual a igual se expresa a través de un sistema de puntos. A cada empleado se le atribuye una determinada cantidad de puntos, que puede utilizar para comprar beneficios u objetos, y que puede utilizar para premiar a uno de sus compañeros. Lejos de las trampas que pueden entrañar los «trueques», esta iniciativa es respetada de forma fiable por los empleados. El objetivo es impulsar el reconocimiento mutuo.
  • En Google, cada empleado tiene una bonificación, que se distribuye cada año en función de las bonificaciones concedidas por sus compañeros.

El reconocimiento también pasa por la gestión ejemplar: en Ford, por ejemplo, una anécdota cuenta que el director general aplaudió en el Comité Ejecutivo al primer directivo que se atrevió a anunciar una situación negativa en su departamento.

En conclusión, la clave para un reconocimiento eficaz es mantener los aspectos auténticos del agradecimiento. Cuando los testimonios son espontáneos, el reconocimiento es productivo. 

Mejora la satisfacción laboral