4 consejos para mejorar la experiencia del empleado

mejorar la experiencia del empleado

Gracias a una buena estrategia para mejorar la experiencia del empleado, podrás aumentar la satisfacción laboral en tu empresa. Descubre nuestros cuatro consejos a implementar ahora para marcar la diferencia.

Índice

1. Tener en cuenta la búsqueda de sentido en la experiencia del empleado

Según un estudio de Ipsos de 2021: el 90 % de los empleados encuestados cree que la búsqueda de sentido es importante en el trabajo. Una buena manera de perpetuar el apego de los empleados a la empresa y  mejorar la experiencia de los empleados es tomar en cuenta la importancia de esta búsqueda de sentido. 

Esto es especialmente cierto para los nuevos talentos que se incorporan al mercado laboral. Encontrar sentido al trabajo es una prioridad para empleados jóvenes. Como mánager, es necesario no perderse esta información.

Consejos prácticos:

Destacar regularmente los valores de la empresa e implicar a los equipos en la reflexión de determinadas decisiones. También puedes organizar, dependiendo de tu plantilla, una reunión semanal o mensual con los líderes. El objetivo es que puedan expresarse sobre el posicionamiento estratégico de la empresa en el mercado en relación con sus fuertes valores.

2. Replantear las formas de trabajo

Un detalle que tiene un impacto inmediato en la experiencia de los empleados es la forma en que se organizan los modos de trabajo. La flexibilidad, la libertad y la autonomía son valores que busca la nueva generación.

A continuación, algunos ejemplos de nuevas formas de trabajar :

  • Teletrabajo: los horarios tan precisos como una partitura ya no son populares entre los empleados. El teletrabajo les da más libertad sin replantearse por completo la organización interna de la empresa. Por lo tanto, los empleados son libres de trabajar desde donde quieran, siempre y cuando se realicen las tareas diarias.

  • Jornada a la carta: algunos miembros de tus equipos pueden tener obligaciones personales que son importantes para ellos. Los horarios flexibles son una excelente manera de equilibrar el trabajo y la vida personal. Permiten ver aumentar la implicación del empleado ya que ya no tiene que elegir entre la empresa y su proyecto personal.

  • Puestos compartidos: Los puestos de trabajo compartidos parten de la idea de que las tareas de un mismo puesto de trabajo sean realizadas por dos personas distintas. ¿Algunos de tus talentos tienen una actividad secundaria que consume mucho tiempo y le piden un trabajo a tiempo parcial? Compartir tu puesto con otra persona te permite mantenerlo y no perder productividad.

3. Transformar la experiencia del empleado dando paso a nuevas ideas

¿Tienes una política abierta a las nuevas ideas? Los empleados suelen sentirse más libres para compartir ideas cuando el clima de la empresa es más benévolo.

Así pueden surgir proyectos profesionales en los que se sentirán particularmente involucrados. Una buena oportunidad para mejorar la experiencia de los empleados y, al mismo tiempo, generar un impacto positivo en la empresa.

Consejos prácticos:

 Piensa en desarrollar una cultura del share. ¿A menudo se pide a los departamentos que colaboren? ¿O se mantienen enfocados en una sola tarea? ¿Es posible confiar ciertos proyectos de movilidad a talentos? ¿Cómo se perciben los errores en el equipo: es una oportunidad para aprender, probar y crecer?

Una vez que sepas cómo responder a las nuevas ideas, dales espacio para crecer. Cada vez son más las empresas que abren células de intrapresariado.

Permiten que grupos de empleados desarrollen un proyecto emprendedor de forma independiente para cubrir una necesidad empresarial. Probablemente te sorprendas al notar la energía que pueden tener algunos de tus equipos.

4. Establecer una cultura de feedback

Para un empleado, estar solo en un entorno del que sabe poco es muy confuso. Para mejorar la experiencia de los empleados, nunca dudes en proporcionar feedbacks. Te serán útiles de dos maneras: 

Prevenir dificultades

A través de los feedbacks, podrás ver una dificultad antes de que se convierta en una situación problemática en la que se vean cristalizadas las tensiones. Como dice un antiguo refrán español que «prevenir es mejor que curar».

Orientar los esfuerzos

Un buen feedback es también una oportunidad para orientar los esfuerzos de los empleados. Podrán entender cómo mejorar su trabajo y serán más eficientes a largo plazo.

Siempre son bienvenidos los feedbacks que se dan con un espíritu de benevolencia y voluntad de mejora. No esperes a la entrevista anual y no dudes en hacer evaluaciones a menudo, para identificar los aspectos positivos y las áreas de mejora.

Se pueden hacer de manera informal frente a la máquina de café, por ejemplo, o de manera más ritualizada con una herramienta de encuesta semanal. Las herramientas de encuestas son una excelente manera de dar voz a los empleados y escuchar sus necesidades.

cómo medir la satisfacción laboral